domingo, 14 de febrero de 2010

Capítulo doce.

-Ya veo, está claro que vuestra compañera Cristina lo ha hecho muy mal pero...¿no ha ocurrido nada más?
Ahora fui yo la que se miró las manos nerviosa.
-Lo que he contado antes es solo una pequeña parte, el caso es que nos hace la vida imposible,no nos puede ni ver, nos odia.-Levanté la vista y el dire me miraba decepcionado.
-Bueno, vale,¿le cuento la verdad?, pues mire, he exagerado un poco, si, pero es que ella es tan...¡uf!, no se, ¿irritante?.-miré a Eli para ver si esa palabra servia y por su movimiento de cabeza supe que sí.- y además a veces nos hace cosas insoportables, director, usted sabe que yo no soporto eso, bueno nadie soporta lo que hace ella. Esta chica se divierte metiendose con los débiles, es una injusticia lo que hace.¡Tiene que hacer algo!
-Nunca has pensado en estudiar derecho.-se rió y yo me tranquilicé un poco pero no lo sufieciente.
-No, en serio, director, tiene que poner una solución.
-Claro que sí, Victoria, hablaré con ella y aclararé todo esto, ¿está bien?
-Más que bien, pero que sepa que si dice que le he echo algo malo es porque se lo merece, creame señor director, esta chica no es nada buena.-Declaré y el dire se echó a reír. Miralo que gracioso y se rie, ya veremos si le hace tanta gracia cuando le venga Cris contando que le he pegado. Sonreí incomoda y luego me levanté al igual que Eli. Estabamos a punto de salir por la puerta, cuando el dire dijo:
-Victoria, un segundo.-Habló muy serio. Me temblaron la piernas, quizá habría visto a Cris por la ventana con la jefa de estudios y la nariz sangrando,¡¿ que me iba a hacer?!, no me mate señor dire que soy muy joven aún y me quedan muchas cosas por vivir.
-Tengo que hablar contigo.-Yo fui a sentarme de nuevo y Eli se quedó en la puerta.
-Puede salir, Elizabeth.- No era una pregunta, la estaba echando, ¡qué fuerte!
-¿Y no se puede quedar ella aquí?.- dije con todo el miedo del mundo.
-No, esto es una conversación privada.-contestó rapidamente el dire que estaba más serio que mi padre cuando ve la televisión.
-Está bien.-Miré a Eli. Las dos no lanzamos miradas desesperadas, preocupadas, temerosas de lo que iba a ocurrir segundos después. Yo temía al director y ella a las divas que estarían ahí fuera esperando a que saliese alguna de nosotras para devorarnos.
 Yo moví los labios y ella me los leyó: 
-Tranquila, no te van a hacer nada.
 Eli hizo una mueca de preocupación y salió del despacho lentamente cerrando la puerta a su espalda.

1 comentario:

Marta C. dijo...

Jajaa pues es una chica negrita que canta GENIAL! busca en youtube por ejemplo la de Tatto o la de No Air que estan muy bien.
Pues estoy escribiendo poco a poco porque no tengo mucho tiempo aisque ire lo mas rapido que pueda.
No yo te sigo que me agregaste con tu tuenti real al mio buscame y mandame un privado vale?
un beso