viernes, 12 de febrero de 2010

Capítulo once

-A ver...Eli, calmate, tan solo ha sido un pequeño roze entre su nariz y mis nudillos...nada de nada.
Mis palabras cada vez empeoraban más la situación y visto lo visto era mejor callarse pero claro...la palabra silencio no estaba en mi vocabulario, yo tenía que contestar a todo, y más si yo llevaba la razón, ¿no?, yo creo que es lógico lo que estoy hablando...bueno eso es lo que creo yo por que se ve qué Eli no está de acuerdo conmigo y no lo digo por nada  es solo que no deja de zarandearme y me empiezo a cansar, ¡leche!, que no he cometido ningún delito...o quizá sí..¡He agredido a una compañera: a Cris!.....DEBERIAN DE DARME UNA MEDALLA POR ACABAR CON ESE FETO MAL NACIDO QUE VISTE DE ROSA.¡Si!
-¡Se lo van a contar al director, me escuchas, me estás escuchando, van a ir directas, no van a tener piedad contigo, te espulsarán o posiblemente  te van a bajar las notas, Vicky. No queda nada para las vacaciones de navidad, no te arriesgues, vas a acabar perdiendo, ¿eso es lo que quieres?¿quieres que te pongan un cinco cuando en realidad tu nota es de un nueve?,¡¿Porque no te puedes controlar?!, eres...eres..¡incontrolable!,¡Uuf!.
-Mira Eli lo primero de todo es: ,¡NO EXAGERES!, lo sengundo: ella se lo merecía y lo tercero es que: tú olvidate de esto , he sido yo la que le ha pegado no tú, ¿entiendes?
-Mira Vicky lo primero no estoy exagerendo, lo segundo: van a ir directas al director y lo tercero: ¡Van a ir directas al director! ¿lo has entendido?, yo solo te pregunto porque a lo mejor si lo grito más fuerte lo acabas entendiendo, ¿no?.
-¡NO!.-le grité
-¡¿Qué no?!.-gritó Eli más fuerte que yo. Ya me empezaban a pitar los oídos. Entre sus gritos y los míos, me estaba volviendo loca.
-Vicky ,en cero coma dos están en el despacho del director, ¡contandoselo todo!.-Aparte de su voz, en el sentido también se me coló su advertencia, bueno su súplica o su aviso, se puede llamar de muchas maneras.
Una brillante idea se paseó por mi mente.
-No si se lo contamos nosotras antes.-la agarré del jersey y tiré de ella para que se moviera.
Cris que nos había estado mirando todo el rato mientras nos gritabamos, al ver que no ibamos, salió corriendo detrás nuestra.
-¿A donde vais?.- Vociferó con soberbia parandose en la puerta.
-Eso digo yo, ¿a donde vamos?.-soltó Eli. Yo me paré y Eli también. Me di la vuelta, le sonreí con malicia y me despedía con la mano, no hizo falta nada más, Cris dió un grito de guerra y salió despedida para atraparnos.
-Vamos, Eli, corre.- Eli, que estaba cofundida, le costó echar a correr, vamos que le costó arrancar. De verdad que no sabía donde ibamos, y a veces Eli me sorprendia mucho, era un poco...¿como decirlo?, lentilla para pillar las cosas y eso que si lo comparamos con lo rápido que contesta las preguntas de física podemos decir que no es lenta, si no, una plasta mundial. Se había dado cuenta antes Cris, que no había escuchado nada de lo que habíamos hablado, que ella.
Cuando llegamos al despacho del director me planté delante de la puerta y di dos golpecitos.
-Adelante.-Dijo don Juan, el director.
Yo abrí la puerta y asomé la cabeza.
-¿Se puede?.-pregunté.
-Si, por supuesto, pasa Victoria.
-Ni se te ocurra.-Susurró Eli que ahora si que me había entendido. La agarré de la mano y tiré de ella para que pasara.
-¡Pero si viene Elizabeth también, qué sorpresa!, sentaos por favor.-nos indicó con la mano los dos únicos sillones de terciopelo.-Decidme, ¿qué es lo que os trae por aquí?
-Eeeeeeeh...,tenemos un pequeño problemilla con Cristina Martinez y sus...bueno sus amigas si se pueden llamar así.-conseguí decir todo de golpe.
El dire(como lo llamabamos entre nosotras) sonrió.
-Contadme, ¿qué ha pasado esta vez?
-Mire director.-me acomodé en el gran sillon y me envalentoné.- Esta vez Cris...bueno Cristina Martinez, le ha puesto la zancadilla a Eli y lo que es aún peor, se ha puesto a insultarla delante de todas las compañeras, la ha ridiculizado.-Eli me pisó disimuladamente, pero eso no quitaba el que lo hiciera con menos fuerza.
-¿Es eso cierto?.- Le preguntó el Dire a Eli que se miraba las manos nerviosa.
-Bueno...no ha ocurrido exactamente eso pero....¡sí!, si que es cierto.- Eli nunca mentía y esta era la primera vez que lo hacía delante mía, que yo sepa, ella siempre decía la verdad pero esta vez había soltado un embuste con toda sinceridad, lo había dicho totalmente segura y encima de todo le miró a los ojos, la creí hasta yo; esto era un gran paso,¿qué digo?, esto era una carrera rápida. Como se empezaba a notar por fin que ya se le estaba pegando algo de mí, aunque fuese solo eso, pero ya era algo.

1 comentario:

Marta C. dijo...

Jajaja ya esta el capitulo doce que he tenido examenes y ha sido un infierno jajaja pues cuando quieras dimelo, mandame un privado al tuenti que no me acuerdo cual era el tuyo jaja
Marta Cermeño vale?
un beso!!!