domingo, 31 de enero de 2010

Capítulo diez

Yo me había quedado pensando en Eli, en Pamela, en las super-mega-divas-fashion-estiradas y en muchas cosas más, por lo que no había escuchado nada de la conversación que había entablado Eli con Pamela. Me había quedado por:
-Vicky,¿Vienes al baño?. -Luego Eli al ver que me había quedado pensando se ha puesto a hablar con Pamela. 
Salí de mi pompa y las interrumpí:
-Bueno, vamos ¿no?
-Menos mal. Ya has bajado al planeta Tierra, ¡por fin!, creo que ya empezaba a preocuparme.- Se rieron a la vez y Eli siguió mirandome.
- Si, es que estaba pensando.-dije excusandome.
-Ya me he dado cuenta cuando he acabado la frase y tú no has respondido.
-Suele pasar, pero ¿nos vamos o qué?¿ Piensas quedarte discutiendo toda la vida sobre mi otro planeta?.-Pamela soltó una leve risita y yo la fulminé con la mirada. Esta tipa no me llegaba a caer del todo bien. Su risa era falsa como las de sus antiguas amigas, ¡Agg! como odiaba sus ridiculas risitas.
-Si, venga, vamos.
Se puso a mi lado y salimos de clase dejando allí a Pamela. Me dió un poco de pena.
-¿Porqué no se viene hoy?
-Tiene que hacer deberes.-respondió quitandole importancia al asunto.
-¡Ah!, vale.- Nos quedamos calladas unos segundos y seguidamente Eli habló rompiendo ese silencio que para nada era incomodo, si no uno más de los muchos que solíamos hacer entre palabras.
-Vicky,¿En que estabas pensando?
-En tí, en pamela....
-¿Y?.-Sabía muy bien que todavía me quedaba algo por decir, me conoce demasiado como para poder ocultarselo.
-Y... en que cuando yo me vaya ella será una buena amiga para tí.-conseguí decir totalmente convencida. Yo sabía que Eli nunca me iba a sustituir por nadie, pero también sabía que cuando yo no estubiera aquí, Eli y Pamela podrían convertirse en verdaderas amigas, y la verdad es que eso no me preocupa. Eli tiene muchas cosas en común con ella e incluso me atreveria a decir que más que conmigo y aparte de eso yo se que en el fondo Pamela es una buena chica y mucho más ahora que ha escarmentado de una vez por todas, trata mejor a las personas de lo que lo hacía antes y digamos que es mejor amiga.
-Al menos me dejarás sola, pero no mal acompañada.- Nos reímos y la cogí del brazo para entrar juntas al baño.
-Sujetame esto, voy a hacer pis.- me dio su merienda y entro en el único baño que quedaba libre.
-Puedes seguir hablando, te escucho.- Dijo alzando un poco la voz.
- Pues eso, que no se cuando me voy, pero lo peor de todo es qué prefiero no saberlo. No me hago a la idea de que ya no volveré a veros más hasta dios sabe cuando.-Eli se rió y como si la estubiese viendo sentí como negaba con la cabeza.
-Cuando hablas así pareces una vieja, ¿donde escuhas esas cosas?
-Pues de mi madre, ¿de quién va a ser?, ella es la que está siempre lamentandose y diciendo cosas como esta.
-¡Ah!, hablando de tu madre y de lo que decias antes.
-¿Hace una hora no me has dicho que ella te va a traer cuando tú quieras?
-Si, pero...¿tú crees que cumplirá?.-salió del baño y la miré disgustada.
-¡Claro que sí!, tú madre no es ninguna mentirosa.
-¿Y si me lo dice para que me vaya y luego no me trae?...¿qué hago yo?.-le devolví su desayuno y salimos.
-No creo que tu madre te engañe con un tema así, además..¡tú misma lo sabes!,¿para que preguntas?
-Pues ya...
-Pues entonces no seas paranoica y deja de pensar en eso.
Justo en la puerta del baño se encontraban Cris y sus ridiculas copiadoras a las que ella llama "amigas", pero más que eso y perdón por la expresión eran dos chupa-culos incondicionales. Las tres se habían quedado calladas al vernos igual que nosotras al verlas a ellas.
Yo levanté la barbilla y seguí andando normal , también sentí como Eli se paraba y luego aligeraba el paso detrás de mí.
De pronto la tres capullas estas rompieron a reír y yo me giré para ver que pasaba y vi a Eli tirada en el suelo.
-¿Qué te han echo?.-le pregunté ayudandola para que se levantara y luego miré a Cris furiosa.
Las tres rieron más aún y yo las ignoré.
-¿Qué ha pasado?.- Exigí saber.
-Nada, que soy una patosa y me he caído...
-No mientas Eli, ¿que te han echo?.- Susurré para no dejarla en verguenza.
-Me han puesto la zancadilla,¿estás contenta?, ahora vamonos.-"contentisima"; pensé para mí, pero no tanto hasta después de verlas en una tumba.
-Sois...-Las miré una por una.- Os juro que esto no acaba aquí, os vais a acordar de mí durante toda vuestra inutil y asquerosa vida.
-Déjalas Vicky, no merecen la pena.- me sujetó del brazo.
-Eli, sueltame.
-Eso, sueltala, Elizabeth...-dijo Cris dando un paso hacia mí con los brazos cruzados.
-No seas tonta,Vicky, te expulsarán.- Eli ya se lo olía todo por eso me soltó, pero solo para ponerse entre Cris y yo.
-No va a pasar nada. Solo va a recibir lo que se merece.- La aparté de en medio sin hacerle daño.
-¿Me vas a pegar?...¿eso es lo que intentas decir?.-Preguntó la muy estúpida riendose. Y entoces sentí que mi rabia se estaba desbordando por todos lados. Eli llevaba razón,soy tonta, pero con el gusto de romperle la nariz a esta diva del colegio Sant George.
Cris volvió la cabeza para ver si sus amiguitas se estaban riendo del chiste que nunca había echo y cuando se volvió para desafiarme le solté un puñetazo.¡Pimba!, en toda la nariz, ¡si!, donde más duele. Era un señor puñetazo, me había echo un poco de daño en los nudillos pero eso compensaba  lo "contentisima" que estaba ahora, así, sin escuchar esa risa molesta que se me mete por los oídos y me saca de quicio. 
Lo sé, le debería de haber dado más fuerte pero todo el mundo tranquilo, que le pido a dios que por favor le pueda dar otra vez. Es que es maravilloso, ¡pum!, golpe, después esa risa se apaga y es implosible el que no lo pueda hacer otra vez, no he podido controlarme y la muy tonta se ha quedado k.o a la primera, será gilipollas.
Se tambaleó hacia atrás y las otras dos corrieron para ayudarla. Mientras que una la sujetaba la otra se acercó a mí y me dió golpecitos con el dedo índice en el hombro, diciendo:
- Te arrepentirás de lo que acabas de hacer. Vamos a ir ahora mismo a contarselo al director.- Otra tonta que buscaba otro puñetazo en el mismo sitio.
-A mí no me des con el dedito o no llegarás viva para contarselo al director, ¿estamos?
-¡Ya está bien!, ahora si que te has pasado, Vicky.- Eli me tiró del brazo y me llevo hasta el patio, donde ninguna de las chicas se había percatado de que yo le había endiñado un peñetazo a la más odiada del instituto, de haber sido así estarian todas ahora alzandome en el aire y gritando mi nombre: ¡Vicky!, cha, cha, cha, ¡Vicky!, cha, cha, cha. Pero esa no era la realidad. Eli estaba que echaba chispas y lo peor era que todas iban hacia mí.
-¿Crees que puedes ir soltando puñetazos a diestro y siniestro?.-me gritó. Se le escapaba hasta la saliva de lo nerviosa que estaba.
-Mmmmm.-me limpié el gapo que me había soltado en toda la mejilla y luego contesté:
-Claro que si,¿porqué no?, si el puñetazo lo recibe Cris está más que justificado, creo yo...¿no?- A Eli se le salieron los ojos de sus orbitas y se puso roja, no podía comprender mis palabras. Estaba histerica. Era algo extraño yo era la que le había pegado a Cris y sin embargo Eli era la que estaba preocupada, curioso, ¿verdad?

1 comentario:

Marta C. dijo...

Kili hace mucho que no subias, avisame para hacer el capitulo compartido tia jaja
hablamos por tuenti cuando antes vale?
unbeso :)