viernes, 8 de enero de 2010

Capítulo nueve

-Ti-ri ri, ti- ri ri, ti- ri ri.
Saqué el brazo al frío y despiadado aire de mi habitación y apagué el despertador. Me levanté corriendo, abrí el armario y cogí del cajón un sujetador, luego busqué entre aquel revoltijo de ropa: el jersey, el polo,los leotardos azules y las faldas del uniforme. Cuando lo tube todo volví a mi cama escopeteada y me tapé hasta la cabeza. Me vestí dentro de mi caliente madriguera y luego salté de la cama y me dispuse a buscar los horribles zapatos del uniforme.
Me había levantado a las siete menos veinticinco y como siempre, iba justa de tiempo; llevaba ya diez minutos buscando los dichosos zapatos pero no aparecían por ningún lado, así que me rendí y bajé a la cocina descalza.
Mamá me obligó a desayunar y me tuve que tomar una tostada enorme y un vaso de leche con Nesquik y todo eso apresuradamente. Justo cuando acabé de desayunar mamá encontró mis zapatos, que me puse en menos de un segundo. Después salí a toda prisa de casa y allí estaban: Álex, Nicole y Charlie; Subidos en el coche como todas las mañanas, esperandome.
-Vicky, corre o llegareis tarde.-Dijo Charlie dandole a la bocina del coche.
-Ya, ya voy, no te sulfures.- Me metí en el coche y Nicole me sujetó la muleta mientras me colocaba en el asiento.
-Gracias Nicole.- me devolvió la muleta. ¡Aagg! como odiaba tener que ir con esta muleta a todos lados, milagrosamente ya no me dolía nada,¿porque no me la he dejado en casa?, ¡Ah!, ya se, mamá es muy cabezona. 
Y este era el primer día que la tenía que llevar por que lo de anoche no contaba, no se si lo podré soportar. A mí no me gusta que la gente se acerque a mí y me diga: ¡Oh!, Victoria,¿ que te ha pasado?, me han dicho que te ha atropellado un coche, ¿no?, ¿es eso cierto? y bla bla bla bla bla bla y más bla bla bla bla bla bla esta muleta era un imán para las cotillas cara duras del instituto y los dos esparadrapos que llevaba en la cara aún más todavía. Tenía que hacer algo, y rápido ya solo estabamos a cinco minutos del instituto.
-De nada.- contestó Nicole con cara de buena. Le miré el pelo y me aguanté la risa.
-Anda, ven, deja que te arregle el estropicio que te ha echo mi madre.
Mamá es como si tubiese dos hijos más aparte de mí: Álex y Nicole. Para Nicole mamá es como su verdadera madre y yo creo que incluso la quiere más aún más que a su madre bilogica, ella es demasiado iresponsable como para cuidar a Nicole, por eso sus hijos viven con Charlie. María si se va a veces con su madre y Nicole también, en las vacaciones de verano; casi siempre están María y ella un mes allí, en texas, y luego vuelven a España. Pero aquí tienen su vida y aquí mamá es la única persona que los quiere de verdad, quitando a Charlie que si que los quiere pero no tanto como mamá y eso que no son sus hijos. Mamá se encarga de todo lo que viene siendo Nicole, la peina, la lleva a música, la recoge, la trae,la lleva; es como su dama de compañía, raro es el día en el que mamá y Nicole no salgan juntas a hacer cosas, a hacer la compra, a visitar a los abuelos de Nicole, a limpiar el coche y todo eso, a lo que mamá dice que también le gustaría hacer conmigo, lo que pasa.... es que yo no tengo ni chispa de ganas, muajajaja, yo soy sincera y se lo digo a la cara y resumiendo que Mamá la trata como si fuese su hija, como si la hubiese tenido ella misma, vamos, y le da las mismas cosas y los mismos caprichos que me daba a mí cuando yo tenía su edad. 
Aunque esta vez le había desgraciado el pelo y que yo recuerde eso a mí no me lo hacía...¿o sí?, ¡Que horror!, bueno no importa eso ya pasó ahora le tocaba sufrir a Nicole.
Le había echo dos trenzas y  tenía la raya en todas direcciones menos recta, los pelos se le salían de la trenza y parecía una piojosa con todo el perdón del mundo por que Nicole en la vida podría tener piojos, mamá le desenreda el pelo todas las noches, además Nicole es tan sumamente pija que si se enterase de que tiene piojos se echaría a llorar como un bebé y las chinches saldrian huyendo de los chillidos que metería. Sería espantoso tener que ver eso....
Le deshice las trenzas y le hice la raya con la uña más larga que tenía y si me mordía las uñas pues imaginaros como sería. La peiné rapidamente y cuando acabé se miró en el retrovisor con una sonrisa de oreja a oreja.
-Y una cosa que yo me pregunto...-dijo todavía mirandose pero ahora se había puesto sería
-A ver sorprendeme.
-¡¿Y porqué no me peinas tu todas las mañanas?!.- Me miró emocionada.
-¡¿Y porqué que no me pagas y yo lo hago encatada?¡.-Álex se rió por lo bajini y a Nicole se le borró la sonrisa de la cara.
-¿Que pasa?, a tí no te cuesta nada.- Dijo agachando la cabeza deprimida.
-No te cueles renacuaja que si te he peinado es porque me dabas pena.
-Jó.- Le cambió la cara totalmente y me dió muchisima pena.
-Bueno... eso ya lo hablaremos con mi madre. Si quieres yo le digo peinados chulos y ella te los hace, ¿vale?
-¡Vale, con eso me conformo!.-Sonrió.
-Ja, ja.Más te vale conformarte con eso.- yo también sonreí.
Charlie paró el coche y yo me quedé muerta. ¿Que iba a hacer ahora con la muleta?, me había olvidado completamente.
Miré el asiento del copiloto y por mi cabeza pasó una brillante idea.
Escondí la muleta debajo de mi sitio y me bajé del coche. Por suerte nadie se había dado cuenta excepto Nicole.
-Venga, vamos, te acompaño a clase.- Le dije. Quizá la sobornaría por el camino, no se, antes tendría que contar el dinero de mi cerdito.  
Nosotras entramos en nuestro colegio y Álex en el suyo.
Llevé a Nicole hasta su clase que estaba en el edificio de primaria y luego corrí hasta secundaria para no llegar tarde a primera hora, además quería entrar antes que la profesora por un día, porque siempre lo hacía después y no me daba tiempo a hablar con Eli como hacian todas, que llegaban temprano al instituto y podían hablar hasta artarse pero yo no, yo llegaba y me tenía que sentar en silencio y esperar a que Eli me dijera como todos los días : ¡Vuelves a llegar tarde, ¿cuando cambiarás?!.- y todo en un susurro para  que no se diese cuenta la profesora.¡Aaag!, eso no me gustaba.
Cuando entré en clase la profesora ya estaba allí y me fastidié porque como otro día más tuve que andar sin hacer ruido hasta mi sitio y...
-¡Vuelves a llegar tarde, ¿cuando cambiarás?.- solo faltaba eso, la tipica frase de Eli, ¿Cómo no?, en ralidad escucharla después de todo lo que había ocurrido me hacia feliz, era para decirle, venga Eli, venga, dila, dila otra vez que entonces ya me tiro a tí para abrazarte pero las cosas no eran así a mí me repateaba que me dijesen lo que acababa de hacer, lo que tenía que haber echo o en lo que me había equivocado, odiaba que me juzgaran.
-Ya lo se, no hace falta que me lo digas, pero bueno eso no importa yo quiero saber donde estabas anoche.
-¡Ah!, es verdad, lo siento Vicky , lo siento mucho, Dani me llamó pero yo estaba en el conservatorio, hacía ya dos horas que había acabado ballet pero nadie vino por mí , te prometo que si hubiese podido ir, estaba allí la primera y lo sabes, ¿eh?
-Claro que lo sé, tonta, no te preocupes, te eché un montón de menos y te tengo que contar una cosa, no te va a gustar pero a mí tampoco me gustó cuando me la dijeron.
Se puso triste y se giró para mirar a la prefesora.
-¿Que pasa?.- le tiré del pelo para que se diese la vuelta.
-Que lo se todo, Dani también me dijo eso.- Se quedó mirandome con compasión.
-¡Anda!, pero si estás aquí Victoria.- Nos interrrumpió la profesora.
-Si , ja ja.- estaba muerta de miedo, esta era de las que me regañaban a saco por llegar tarde.
-¿Cuantas veces te tengo que decir que la última que entra en mi clase soy yo?.
-Ninguna si ya me ha quedado claro.- Le sonreí.- Me voy, usted quedese tranquila y siga dando la clase, adiós.
-Así me gusta, pero no , no te vayas creo que esta lección te interesaria aprenderla si quieres aprobar mi asignatura.- Me senté otra vez. ¿Que puñetas quería? , ¿me quedo o me voy?, repampanos, ¡esta mujer está como una cabra!.
-Vale, me quedo, como usted quiera.-respondí con educación.
-Está bien, chicas vamos a seguir.-se dió la vuelta para escribir en la pizarra pero volvió  mirarme.- Una cosa, de ahora en adelante quiero que cada vez que llegues tarde a alguna de mis clases te anuncies diciendo tu nombre y apellidos, la clase a la que has llegado tarde y el motivo por el cual lo has echo, ¿de acuerdo?.
-Como usted diga.- Abrí mi libreta y saque un boli del estuche y lo apunté para que no se me olvidara. Poque estaba claro que mañana se me iba a olvidar.
- Eso eso,apuntelo, todo remedio para la mala memoria es un boligrafo y una hoja de papel.- Le puse la más forzada de mis sonrisas y ella se dió la vuelta satisfecha para seguir con la clase.
Por lo demás la mañana transcurrió sin más llamadas de atención apesar de que Eli y yo llevabamos las tres primeras horas hablando sin parar. Hablamos de todo tipo de cosas menos de que me iba a Estados Unidos, le conté como fue lo del accidente y ella  no se lo podia creer, se imaginaba que podía haber sido de todas las maneras posibles pero descartaba totalmente la de que yo cruzase sin mirar; si en realidad no me lo creía ni yo.
Sonó el timbre que anunciaba el recreo y todo el mundo cogió su desayuno y salió al patio.
-Vicky, ¿vienes al baño?.-preguntó Eli. Todas las chicas ya habían salido escepto una, solo quedaba Pamela . Ella antes se iba con las más super del instituto pero como era de esperar no han tardado en dejarla de lado. Pamela llegó nueva hace dos años y digamos que entró con buen pie a la escuela, desde el primer momento que entró  por la puerta las super-mega-fashions quisieron que se uniera a su grupo y
¿como no?, ella acepto. Por dentro no era como ellas pero por fuera lo intentaba. Las cuatro andaban por los pasillos como si fueran por un casting de modelos y se creían lo más pero de lo que no se daban cuenta, era de que parecían un sequito de estupidas reinas copiadoras, todas hacian los mismo y llevaban los mismos accesorios nada más que de diferentes colores, era espantoso tener que verlas, ¡Puaj!, te entraban ganas de tirarte al suelo a partirte de risa o directamente reirte en su cara. 
Un día Pamela se dió cuenta del ridiculo que estaba haciendo desde que entró en este instituto y decidió alejarse de ellas pero eso no quedó así. Ahora Cris que es como la manda más del grupo le hace la vida imposible(como a todas claro) pero es que a la pobre Pamela no la deja ni respirar, la margina totalmente y si alguien se acerca, ella muy rápido hace algo para ahuyentar a esa persona. Y es que cuando Eli  vió lo que estaban haciendo con ella le empezó a hablar y a animarla  y por eso ahora se venía con nosotras de vez en cuando, Yo estoy en total desacuerdo; Pamela se merece lo que le están haciendo, por creerselo tanto el primer día, pero Eli no es como yo, ella es mejor persona y por eso hace todo lo posible para que nadie la margine.
Cuando Cris se enteró de que Eli era la que le intenba fastidiar su plan le cogió una tirria increible, no podía verlas juntas por eso construyó otro plan de emergencia para liquidarlas a las dos de una misma vez. Estando Pamela y Eli juntas las cosas cambiaban mucho, las super ya no tenían el liderazgo en cualquier parte por que Eli y Pamela inocentemente y todavía me pregunto como lo hacen, se lo quitan, le arrebatan todo tipo de atención que hasta hace unos meses sería de las super.
Pamela tiene un físico espectacular y de Eli ya no quiero ni hablar. Eli es la tipica rubia angelical, de ojos azules y pelo largo hasta la mitad de la espalda que deja k.o a cualquiera que la mire. Pero tiene un pequeño defecto, conmigo no se comporta así pero solo por que me conoce de toda la vida, además yo soy su mejor amiga,su hermana, pero por ejemplo con cualquier profesor es la chica más tímida que existe sobre la faz de la Tierra. Cuando alguien que no conoce bien le dirije la palabra se pone roja y ni siquiera puede mirarle a la cara, baja la vista y contesta timidamente, eso es todo. A mí que haga eso me saca de quicio, ¿porqué conmigo es tan abierta?(nos cambiamos de ropa juntas y todo) y ¿porqué con la gente que no conoce no se atreve ni a mirarles a la cara?, era imcomprensible, para mí, claro, porque mamá dice que ella de pequeña era igual que Eli y que la entiende completamente, dice que cuando crezca un poco más, se le quitará todo esa timidez. Pero a pesar de todo eso yo lo único que pienso es que todavía no se ha dado cuenta de lo guapa  que es, no es consciente de como la miran los chicos y todos sabemos por qué. Porque cuando pasa un chico guapo baja la cabeza e intenta hablar conmigo para no tener que encontrarse con su mirada y se pone como un tomate claro está.
Si un día como dice mamá se deshace de toda esa verguenza que la embarga podría ser modelo o lo que quisiese. Hace poco que fuimos de compras al centro comercial e ibamos cargadas de bolsas(como siempre)y por eso nos sentamos a descansar en un banco y entonces se acercó una mujer muy alta y con porte de modelo que nos enseñó una tarjetita que decía que ella era la representante de una agencia de modelos, se sentó con nosotras y nos estubo convenciendo para  que hablaramos con nuestros padres y si nosotras queriamos la llamasemos para hacer una prueba, decía que eramos las indicadas para desfilar en su pasarela. Yo directamente le dije que no por que yo no servia para desfilar por una pasarela y menos profesionalmente aunque si me daban un skate y luego me ponían la ropa más horible del mundo, me daba igual, yo y mi monopatín podiamos hacer que todo el mundo quisiera llevar esa ropa, ja ja ja, no, es broma, yo no tenía ni una mínima idea de lo que era ese mundo pero a Eli le apasiona, además ella fisicamente era perfecta y mentalmente también, Eli es una chica diez, ¿que más quiere?, es buena estudiante, sus notas no bajan del nueve y es la mejor bailarina de ballet que había en el conservatorio de Madrid, su profesora está intentando reunirse con su padres para darle una beca fuera de España pero claro, con unos padres así, ¿quién va a poder estudiar fuera de España?, estaba claro que Eli no. Sus padres eran muy raros, hace años que estaban separados y los dos eran químicos o algo de eso. Eli es hija única y estaría amargada si no me tubiese a mí y a su abuela. Encima de todo que la tratan como un perro, cuando su madre y ella se enfadan, Elena su madre le soltaba a la cara que solo la tuvieron pues por tener a alguien que los cuidara de mayores, eso lo he escuchado yo por mis oídos y me he quedado muerta, pero Eli es tan inocente y buena que me dice:
-No, si no es verdad, no le hagas caso, solo lo dice para cabrearme.- Si vamos para cabrearla precisanmente no se dicen esas cosas, eso se dice cuando quieres que tu hija se unda en una depresión, repampanos. En fin dentro de lo malo siempre hay algo bueno y lo bueno de esto es que Eli a pesar de todo nunca se ha calificado como víctima y por eso es la mejor amiga que tengo y la única persona en el mundo que yo conozca, que tenga tantas virtudes juntas. Eli es la chica más dulce, responsable, bondadosa, honrada, justa, sensible, compasiva, amable y lo más importante de todo es humana y tengo que decir una cosa creo que hasta me quedo corta. Eli es la mejor persona que he conocido nunca. Ella simplemente es "Eli"

2 comentarios:

Marta C. dijo...

Hey que tal estas que hace mucho que no hablamos!!!
soy la del libro de Katie Moore.
un beso

Ann Sanchez dijo...

Ya te sigo un beso! :)